Blogia
Filohelenismo // Φιλελληνισμός

En busca de la ataraxia

El primer filósofo que pensó en la necesidad de un estado de ataraxia para acceder a las vías de la felicidad fue Demócrito, aunque posteriormente, en la Grecia helenística, resurgió con fuerza y se constituyó como una finalidad principal para las corrientes filosóficas más destacadas de la época, es decir, para el epicureísmo, el estoicismo y el escepticismo.

¿Qué es ataraxia? Significa "imperturbabilidad", tranquilidad del ánimo. Los antiguos filósofos griegos pensaban que por medio de este estado se podía alcanzar la felicidad.

Para Epicuro esto era posible a través de la ausencia de dolor, de temor y a la ausencia de pasiones. La considera como un equilibrio permanente en el alma y en el cuerpo. Era un defensor del placer moderado al tiempo que aconsejaba evitar en la medida de lo posible involucrarse en asuntos que puedan perjudicar nuestra tranquilidad (como por ejemplo, la política) e hizo hincapié en la importancia de la amistad.

Para Pirrón, representante del escepticismo, la ataraxia se obtiene tras la culminación de la suspensión del juicio (lo que en filosofía se denomina "epojé"), y esto sólo lo puede hacer un ser humano dispuesto a vivir sin preferencias. Pero Arcesilao consideraba la ataraxia un síntoma de la epojé, y no su coronamiento.

La ataraxia estoica centra su foco en la virtud: para alcanzar aquella hay que dominarse por la razón, y no por las pasiones (que según los estoicos eran desviaciones de nuestra naturaleza racional). No hay bien ni mal en sí, sino que todo forma parte de la naturaleza, de modo que se debe aceptar el destino tal como venga, y permanecer impasibles ante cualquier temporal (sea de sol o de lluvia).

He de decir que últimamente en determinado círculo de mi existencia personal ha salido a flote en variadas ocasiones el tema de la ataraxia y que lo hemos mencionado casi con la misma naturalidad que otras palabras como "café" (eso sí, nosotros lo hemos acentuado a la griega: "ataraxía").  Desde luego, a veces nos ha tocado hablar de ello en presencia de otras personas, y sí, la cara que ponían al oírnos era la que quizá os podáis imaginar.Pensé también, por qué no, referirme a ella aquí en el blog. Creo, como ya lo hicieron antes estos ilustres filósofos, que una buena dosis de ataraxia es precisa para yacer sobre los campos de la felicidad, aunque difiero ligeramente en algo: no es algo perpetuo ni de duración excesivamente prolongada... pero, los días en que nos hace gozar de su compañía, ¡bienvenida sea! 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Friné -

Hola Ana me ha encantado tu comentario no conocia la palabra exasta que definia ese estado de animo.
Tiene razón Socrates ( el que dejo el comentario anterior) cuando afirma:
"Para que nos demos cuenta de nuestros estados de imperturbabilidad necesitaríamos una pequeña dosis de elementos contrarios"
Mi ejemplo:Tuve un accidente de coche y di una vuelta de campana y sali ilesa ahora, me siento ataraxica mi alma permanece tranquila, no me exalta nada ni la politica jejejjeje ha pasado un mes del accidente y no he tenido depresion ni angustia es mas (volvi a conducir el mismo coche a los dos dias.) Me ha servido para aprender mas sobre mi misma y ver la vida con tranquilidad al estilo estoico.
Como dicen los estoicos nada es bueno o malo solo depende como se mire.
Por cierto ahora leo Marco Aurelio su libro meditaciones ya se que no es griego pero bebe de las fuentes griegas asi que os lo recomiendo su lectura.
Saludos:
Friné
PD: Ana disfruta a tope tu viaje a Atenas y luego nos cuantas en tu blog.

Annula -

¡Buenas a todos!

Gracias por los comentarios! Sí que sí, Sócrates, yo también creo que deberíamos practicarla o intentarlo más a menudo... Gracias por los elogios, aunque sin lugar a dudas hay blogs mucho mejores que este, pero me alegro de que te guste tanto.

M@riel, los que bien me conocen saben de mis tendencias epicúreas, yo también lamento que se nos haya perdido su obra... bueno, hay un libro delgadillo que reúne todos sus fragmentos conservados, en Cátedra.

aisinyemaya: me acabo de enterar de que toca otra vez en Madrid, jeje, es que últimamente vivo mucho en las nubes. En cualquier caso no iré, pero ya que estás en Madrid me puedo acercar un rato antes si te apetece, sin problema.

¡Saludetes!

aisinyemaya -

Hola, annula vas a ir al concierto de Eleftheria en Madrid? yo voy, jooo es dificil pero si vas, si nos puedieramos conocer en persona... Polla fillakia

M@riel -

Fabulosa introducción al concepto de la ataraxia. Siempre me ha subyugado el pensamiento epicúreo, es lamentable que no nos hayan llegado textos salidos de su pluma (menudo anacronismo, ¿eh? jajajajaja).
Muchos besos.

Sócrates -

Muy interesante esta publicación, Annoula. En el mundo de hoy debiéramos ser más los que practiquemos la ataraxia. Pero de algo estoy seguro, que para que nos demos cuenta de nuestros estados de imperturbabilidad necesitaríamos una pequeña dosis de elementos contrarios. Sin embargo, si se vive de acuerdo a la areté griega, estaremos más cerca de vivir sin tantos ruidos internos y nuestra dicha, por qué no, podrá ser duradera. Un saludo de Caracas, Venezuela, para ti. Gracias por agregarnos en tu lista de blogs. Lo consideramos un privilegio.
Feliz Fin de Semana!! Tu blog es el espacio más completo que haya visitado sobre Grecia. Lo bueno es que tiene tanto de la antigua como de la Grecia moderna. Esto es bueno. Hay personas que todavía creen que Grecia es un mundo perdido, que ni siquiera existe en el mapa, te hablo de Venezuela, aunque en las personas educadas esto no sucede. Que sigan los éxitos para el Blog Filohelenismo.....! Está verdaderamente espectacular.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres