Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Frases célebres.

Ideas de Hipócrates

20110222105320-hipocrates.jpg

Considerado como el padre de la medicina, Hipócrates, natural de la isla de Cos, vivió entre los siglos V y IV a.C. Fue todo un médico ejemplar, y entre sus labores más destacadas hay que decir que desterró la peste que asolaba Atenas a comienzos de la Guerra del Peloponeso. Muy célebre llegó a ser entre los griegos por su eficacia y buen trabajo, aunque él mismo reconoce, dejando constancia por escrito, alguno de sus errores. Dejándolo registrado podía evitar que otros médicos, en el futuro, volvieran a cometer un mismo error.

Consideraba que en el cuerpo humano fluían unos humores líquidos, cuyo desequilibrio era el origen de las enfermedades y dolencias humanas (la sangre, la flema, la bilis amarilla y la bilis negra, o melancolía). Esta teoría dominó el panorama científico durante siglos, aunque hoy ya está descartada.

Más allá de ser un excelente médico, fue una persona sencilla sin grandes ambiciones, con gran apego a su tierra. El rey Artajerjes le ofreció reiteradamente que prestase servicio en su corte a cambio de grandes sumas y beneficios. Hipócrates se negaba, no quería trabajar con extraños, sino servir a su patria. Artajerjes quiso que le entregaran a Hipócrates, pero la ciudad se negó.

Hipócrates es el autor, claro, del Juramento Hipócratico: ese juramento que aún deben pronunciar y guardar los titulados de Medicina de nuestros días. Es bastante probable que en más de una consulta médica nos encontremos sus dictados sobre la pared:

  1. Juro por Apolo Médico, Esculapio, Higea, Panacea y demás dioses y diosas, puestos por testigos, cumplir, en todo cuanto yo pueda y sepa, este es mi juramento verbal y escrito.
  2. Consideraré ante todo a mi maestro en el Arte como a mis propios padres; haré vida común con él; le daré lo que me pidiere; tendré a sus hijos varones por hermanos y les enseñaré el Arte, si desearen aprenderlo, instruyéndoles sin remuneración alguna inmediata ni ulterior; transmitiré, además, las enseñanzas escritas y orales y todas las restantes, no sólo a mis hijos y a los de mis maestro, sino también a los alumnos matriculados y juramentados según regla médica; pero a nadie más.
  3. Para el tratamiento me inspiraré en el bien de los enfermos, en lo que yo pueda y sepa; jamás en daño suyo ni con mala intención.
  4. A nadie que me pidiere mortífero veneno se lo daré; ni aconsejaré su uso; tampoco administraré abortivo a mujer alguna.
  5. Pura y santamente viviré y ejerceré mi arte.
  6. No cortaré (tallaré, mutilaré), ni tan siquiera, por cierto, a los calculosos, dejando este negocio a menestrales de oficio.
  7. En cuantas casas yo entrare, harélo para el bien de los enfermos, absteniéndome de caer en injusticia involuntaria y corrupción, por ningún concepto ni por actos libidinosos con mujeres o con hombres, así libres como esclavos. 
  8. Lo que acaso en el ejercicio de la profesión, y aún fuera de ésta, viere u oyera acerca de la vida de las personas, y que no deba alguna vez ser revelado, callaré, considerándolo secreto.
  9. Ahora bien; si cumplo este mi juramento en toda su integridad, válgame ello para gozar de la vida, y alcanzar, como médico, perpetua celebración en la memoria de los hombres; más, al transgresor y perjuro, avéngale lo contrario.

Según parece, a Hipócrates le fue muy bien: recogió el fruto de su saber y puso en práctica sus conocimientos sobre la salud y la vida. Vivió más de cien años, sano de cuerpo y mente, una longevidad bastante inusual para su época.

A continuación veremos algunas de sus ideas:

"Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina."

"Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza."

"Hay una circulación común, una respiración común. Todas las cosas están relacionadas."

"Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir."

"La guerra es la mejor escuela del cirujano."

"La naturaleza obra sin maestros."

"Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que verdaderamente curan las enfermedades."

"El vino es una cosa maravillosamente apropiada para el hombre si, en tanto en la salud como en la enfermedad, se administra con tino y justa medida."

"La vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz, el experimento peligroso, el juicio difícil".

22/02/2011 10:53 Annula Enlace permanente. Frases célebres No hay comentarios. Comentar.

Ideas de Heráclito

20091102190620-180px-heraclitus-johannes-moreelse.jpg

Ilustración: Heraclitus, del pintor holandés Johannes Moreelse, de comienzos del siglo XVII

¿Heráclito? Uno de los filósofos presocráticos, que vivió en torno a la segunda mitad del siglo VI a. C. y era natural de Éfeso, una de las ciudades griegas de la costa jonia, en Asia Menor. De sus escritos se nos conservan unos 130 fragmentos de extensión muy breve.  De carácter solitario y acostumbrado a despreciar todo aquello cuanto la multitud apreciaba, fue bautizado ya en su época como "el oscuro".

Heráclito es el célebre filósofo que popularizó la idea de que "todo fluye y nada permanece", todo es continuo devenir. Además también defendió la unidad de los contrarios (cada pareja de oposiciones se necesita para el equilibrio del cosmos) y afirmaba que el principio del universo (el ἀρχή) era el fuego, "de fuego se produce todo y en fuego acaba todo" (Aecio). Al extinguirse el fuego, las cosas se solidifican y toman su forma. El agua representa el fluir de los elementos, como se conoce muy bien por su idea: "Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña".

Como ideales éticos del ser humano, Heráclito propuso la moderación y el autoconomiento.

En El libro de los filósofos muertos, de Simon Critchley, obra que trata sobre las muertes de los filósofos desde la Antigüedad hasta nuestros días, nos dice lo siguiente sobre Heráclito:

"Heráclito se volvió tan misántropo que vagaba por las montañas y vivía de una dieta de hierba y plantas (no constan las habas). Por desgracia, esa malnutrición le provocó un edema y volvió a la ciudad para que le curaran. Fue precisamente esa cura la que le llevó a su fin, ya que pidió que le cubrieran de boñiga de vaca. Ahora bien, existen dos versiones sobre la muerte de Heráclito entre excrementos de vaca. Parece ser que Heráclito creía que esa medida expulsaría los malos humores de su cuerpo y secaría su edema. En la primera versión la boñiga está aún húmeda y el filósofo melancólico se ahoga; en la segunda, la boñiga está seca y él muere cocido al sol del Jónico.

 (Hay una tercera versión ofrecida por Diógenes Laercio, que cuenta que los amigos de Heráclito fueron incapaces de retirar de su cuerpo la boñiga de vaca y, al quedar irreconocible, fue devorado por los perros. Ello confirma el fragmento 97: "Los perros ladran a quienes no conocen". Por desgracia, también les muerden)."

CRITCHLEY, Simon, El libro de los filósofos muertos, Ed. Taurus, 2008

Ideas de Heráclito:

"Todas las cosas son uno."

"Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña."

"Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue."

"Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco."

"Muerte es todo lo que vemos despiertos; sueño lo que vemos dormidos."

"La enfermedad hace buena y agradable la salud, el hambre a la saciedad, el trabajo al reposo."

"Es necesaria la necesidad de la realidad."

 "Dios es día y noche, invierno y verano, guerra y paz, abundancia y hambre"

"A todo hombre le es concedido conocerse a sí mismo y meditar sabiamente."

"El hombre que pretende ver todo con claridad antes de decidir, nunca decide."

"No está bien ocultar la propia ignorancia, sino descubrirla y ponerle remedio."

"Los perros sólo ladran a quienes no conocen"

"En la circunferencia, el comienzo y el fin coinciden."

"Todo cambia, nada es".

"Sin esperanza se encuentra lo inesperado".

 

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ideas de Aristóteles

20080917114344-aristoteles.jpg

Ya he vuelto, ya estoy de nuevo aquí, esta vez vengo con Aristóteles.

Después de haber mostrado las ideas de Sócrates y Aristóteles, ahora le llega el turno al discípulo de Platón: Aristóteles. Nacido hacia 384 a. C. en una localidad cercana al monte Athos, hijo del médico Nicómaco, descendiente de los Asclepíades, quedó huérfano de padre y madre en su adolescencia. Aristóteles fue a Atenas con 17 años para estudiar en la Academia de Platón, pero no le unía a él una relación muy especial. De hecho, Aristóteles basará su sistema filosófico en una profunda crítica al platónico. Se distanció de las posturas idealistas para aproximarse más a un pensamiento de carácter naturalista y realista. Para él era posible aprehender la realidad a partir de la experiencia, sin creer en la separación entre mundo sensible y mundo inteligible que hacía antes Platón. Aristóteles también se preocupó de lógica formal, moral, política y estética; de sus 170 obras escritas sólo nos han llegado unas treinta.

La búsqueda de la felicidad para Aristóteles se basa en una vida intelectual, sin renunciar a placeres moderados, mientras no impidan la observación de la verdad. La virtud se halla, entonces, en el justo medio, y considera que la virtud por excelencia es la justicia.

Aristóteles considera al ser humano un animal político, por naturaleza ha de vivir formando una sociedad.

Ha tenido mucha influencia en la filosofía posterior: en su tiempo no se le prestó especial atención, pues quedaba eclipsado por la figura de Platón, pero en la Edad Media empezó a revivir su figura, los filósofos árabes (Avicena y Averroes, dos de ellos) fijaron su atención en el, y santo Tomás de Aquino lo transformó en la base de la teología cristiana.

Veamos ahora algunas de sus ideas:

"Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido."

"Lo que tenemos que aprender lo aprendemos haciéndolo."

"El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona".

"La esperanza es el sueño del hombre despierto".

"Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama".

"El hombre es por naturaleza un animal político"

"Cuando están dormidos, no se puede distinguir al hombre bueno del malo."

"La bondad es simple; la maldad, múltiple."

"La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden, lo que otros harán por temor a las leyes."

"Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes."

"El verdadero discípulo es el que supera al maestro."

"Un verdadero amigo es un alma en dos cuerpos."

"La salud es la justa medida entre el calor y el frío."

"El hombre más poderoso es aquel que es totalmente dueño de sí mismo."

"El castigo del embustero es no ser creído aún cuando diga la verdad."

"Es preciso que la filosofía sea un saber especial, de los primeros principios y de las primeras causas."

"La duda es el principio de la sabiduría".

"El sabio no busca el placer, sólo busca la ausencia de dolor".

"El egoísmo no es el amor propio, sino una pasión desordenada por uno mismo".

"La naturaleza nunca hace nada sin motivo".

"Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia".

"Los hombres no han establecido la sociedad solamente para vivir, sino para vivir felices".

Ideas de Platón

20080820002416-platon.jpg

Pasemos ahora al discípulo más destacado de Sócrates: Platón, cuyo nombre real era Aristocles. El nombre por el cual lo conocemos nosotros se debe a la anchura de su espalda, según nos cuenta Diógenes Laercio en su Vida de los filósofos ilustres. Algunos cuestionan la veracidad de la explicación de Diógenes.

Con veinte años Platón conoce a Sócrates, a quien admirará profundamente y quedará maravillado por su gran capacidad para el discurso. La filosofía socrática marcará la línea filosófica de Platón.

Hacia 388 - 387 a. C. funda la Academia (nombre debido a su situación próxima a un santuario dedicado al héroe Academos), donde se estudian diversas ciencias (astronomía, física, matemáticas... fundamentales estas últimas) así como filosofía. Se cuenta que en el frontispicio de la Academía había una inscripción que decía: "Que nadie entre aquí que no sepa matemáticas", lo cual nos da una idea de la importancia de que gozaban en el lugar. Continuará ésta su actividad ininterrumpidamente hasta el siglo VI d. C. en que Justiniano decide decretar su cierre.

La clasificación más común de la extensa obra de Platón se compone de cuatro etapas cronológicas (escribe diálogos):

1. Diálogos de juventud, que escribe de los 28 a los 38 años (399-389 a. C.): En ellos hay un dominio claro de la filosofía socrática. Por esta época ha viajado a lugares como Mégara, Cirene, Egipto e Italia. Títulos: Apología de Sócrates, Critón, Laques, Lisis, Cármides, Eutifrón, Ión y Protágoras.

2. Diálogos de transición, que escribe de los 38 a los 41 años (389-385): Ahora empieza a introducir elementos no ya socráticos, sino de su propio pensamiento, y va comenzando a perfilar su teoría de las Ideas. Títulos: Gorgias, Crátilo, Hipias mayor y Menor, Eutidemo, Menón y Meneceno.

3. Diálogos de madurez, que escribe de los 41 a los 56 años (386-370): La influencia socrática se deja ver ya poco, nos encontramos ya con el más puro Platón. En esta ocasión el pensamiento que se aprecia en los diálogos es el de Platón. La actividad se centra en la Academia de Atenas. Títulos: Fedón, El Banquete, La República y Fedro.

4. Diálogos de vejez, que escribe de los 56 a los 78 años (370-347): Hace una revisión crítica de su teoría de las Ideas, pero sin abandonarla. En sus últimas obras se aprecia un creciente pesimismo, y dominarán los elementos místico-religiosos y pitagorizantes de su pensamiento. Títulos: Parménides, Teeteto, Sofista, Político; Filebo, Timeo, Critias (aquí habla sobre la antigua Atenas y el mito de la Atlántida), Las Leyes y Carta VII (en ella, una breve autobiografía del filósofo).

Para mayor información sobre este interesante personaje (el principal filósofo griego para la selectividad), remito a este par de páginas:

http://www.filosofia.org/bio/platon.htm

http://www.webdianoia.com/platon/platon_fil.htm

A continuación, os dejo con frases platónicas:

"La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo".

"Buscando el bien de nuestros semejantes encontramos el nuestro".

"Lo poco que sé se lo debo a mi ignorancia".

"El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra".

"Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios".

"El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos".

"Los muertos son los únicos que ven el final de la guerra".

"Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad".

"Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo".

"La filosofía es un silencioso diálogo del alma consigo misma en torno al ser".

"Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta".

"Los hombres viven celosos de la inmortalidad".

"Si bien buscas, encontrarás".

"El tiempo es una imagen móvil de la eternidad".

"El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano".

"No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe".

"La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco".

"Sólo te ama aquel que ama tu alma".

"Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre".

"Si no deseas mucho, hasta las cosas pequeñas te parecerán grandes".

"No son los ojos los que ven, sino que nosotros vemos por medio de los ojos".

"La peor forma de injusticia es la justicia simulada".

"La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las cosas".

"La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos".

"Donde reina el amor sobran las leyes".

"La libertad está en ser dueños de la propia vida".

Ideas de Sócrates

20080816000248-socrates.jpg

¡No me he ido! Aunque parezca lo contrario... Es cierto que estuve unos días (de julio) fuera de Madrid pero yo en agosto nunca cuelgo el cartel de "cerrado por vacaciones" (¡por ahora!). De hecho hace ya bastante tiempo que no conozco lo que son unas buenas vacaciones... siempre queda algo en el tintero esperando y, por mucho respiro que me tome a veces (o lo intente), siempre hay obligaciones que me acechan a la vuelta de la esquina. No sé cómo lo hago.

¡Pero vayamos al tema! Retomo el camino de este filoheleno blog de la mano del célebre filósofo Sócrates, haciendo una recopilación de frases y pensamientos suyos. ¿Quién no conoce a Sócrates, aunque sólo sea de oídas? Ya me figuro que muchos de los que visitáis esta bitácora conoceréis, aunque sea de un modo general, algo de su pensamiento y de su vida.

Pero, como de costumbre, me gusta hacer una breve introducción (muy general, recuerdo que no pretendo que este blog sea una enciclopedia universal del mundo griego) para que, quien llegue sin saber nada, conozca algo más y, a partir de ahí, si le interesa, indague más por otras fuentes más exhaustivas sobre el tema del artículo que le haya parecido interesante.

Sócrates nace y muere en Atenas en 469 a. C. y en 399 a. C.

"Γνῶθι σεαυτόν" . O lo que es lo mismo: "Nosce te ipsum". Es decir, "conócete a ti mismo". Es el principio filosófico del que parte Sócrates, esta famosa inscripción grabada en el templo de Delfos. Es fundamental el conocerse a sí mismo; la filosofía socrática fija su punto de mira en el campo de la moral. Con el resto de ciencias humanas y físicas se muestra especialmente escéptico y no indaga en ellas. De aquí nace su conocida expresión: "Sólo sé que no sé nada".

El deber del hombre es llegar a conocer el bien y actuar de acuerdo con él, respetando una serie de normas morales. La felicidad del hombre consiste en la perfección moral. El ser humano ha de saber mantener el dominio de sus pasiones y malas inclinaciones, y ha de atenerse únicamente a la razón. Las cuatro virtudes principales y necesarias para la perfección moral del hombre son la prudencia, la justicia, la templanza o moderación de las concupiscencias sensibles y la fortaleza.

Sócrates no nos dejó nada escrito. La transmisión de su filosofía fue siempre de manera oral; poseía una gran capacidad oratoria, destacaba por la agudeza de su pensamiento y por su facilidad de palabra. Sus ideas fueron recopiladas después por escrito por su discípulo Platón, otro de los destacados filósofos griegos, del que hablaremos otro día.

En 399 a. C. se negó a colaborar con el régimen de los Treinta Tiranos. Ese mismo año fue acusado de no honrar a los dioses de la ciudad y de corromper a la juventud y fue condenado a muerte. Sus amigos le habían preparado una huida para evitar la pena capital, pero sin embargo el filósofo no aceptó aquel ofrecimiento de salvación, ya que sería echar por tierra los principios que había defendido a lo largo de toda su vida. Por lo tanto dejó que se cumpliera lo que la ley había dictado y bebió la cicuta, un poderoso veneno que terminó con su vida.

"Sólo sé que no sé nada".

"Sólo hay un bien: el conocimiento; sólo hay un mal: la ignorancia".

"Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta".

"Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde".

"Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no".

"Cuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente".

"La buena conciencia es la mejor almohada para dormir".

"La alegría del alma forma los días más bellos de la vida en cualquier época que sea".

"Preferid, entre los amigos, no sólo a aquellos que se entristecen con la noticia de cualquier desventura vuestra, sino más aún a los que en vuestra prosperidad no os envidian".

"La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia".

"El mayor de todos los misterios es el hombre".

"Mi consejo es que te cases: si encuentras una buena esposa serás feliz, si no, te harás filósofo".

"Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento".

"Las almas ruines sólo se dejan conquistar con presentes".

"Yo soy un ciudadano, no de Atenas o Grecia, sino del mundo".

"Si yo me hubiera dedicado a la política. ¡oh atenienses!, hubiera perecido hace mucho tiempo y no hubiese hecho ningún bien ni a vosotros ni a mí mismo".

"El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir".

"Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta".

"La única cosa que sé es saber que nada sé; y esto cabalmente me distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo".

"El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene".

"Habla para que yo te conozca".

"No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad".

"Temed el amor de la mujer más que el odio del hombre".

"¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?"

Ideas de Aristófanes

20080229110125-aristofanes.jpg

Aristófanes es el comediógrafo griego fundamental que conocemos de la época clásica. Vivió entre los años 450 a. C. y 385 a. C. y es poco lo que sabemos sobre su vida. Parece que tomó parte activa en la política de su tiempo luchando por la instauración del Partido Aristocrático, y rechazando la política los demócratas. Fue contrario a las Guerras del Peloponeso, contra la cual podemos observar algunas denuncias en su obra, habiendo de destacar especialmente Lisístrata, la que hoy se considera su obra maestra. En ella denuncia claramente la guerra, poniendo en sublevación a las mujeres de los guerreros, que no querrán dar satisfacción sexual a sus maridos hasta que llegue la paz.

Son once obras las que se nos han conservado enteras de Aristófanes, aunque debió de escribir en torno a cuarenta comedias. Los títulos conservados son, además de Lisístrata: Las nubes, La asamblea de las mujeres, Pluto, Las avispas, La paz, Los acarnienses, Los caballeros, Las aves, Las ranas, Las tesmoforiantes. En ellas hace uso de un humor muy crítico y satírico, con claros tintes de obscenidad con bastante frecuencia. También tiene momentos, por otra parte, de gran lirismo. Por Las Tesmoforiantes y Las ranas conocemos su rivalidad hacia el trágico Eurípides, contra el que lanza agudos ataques en este par de obras. También ataca a Sócrates, despreciando su filosofía. Era un conservador y defendía la validez de los tradicionales mitos religiosos, rechazando las novedades que las corrientes filosóficas pudieran aportar.

Algunas de las ideas que nos ha aportado son las siguientes:

- El hombre es el único animal que hace daño a su pareja.

- En las adversidades sale a la luz la virtud.

- La desconfianza es madre de la seguridad.

- Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.

- Todo el mundo sabe que los hombres viejos son dos veces niños.

- No hay ningún hombre realmente honrado;ninguno de nosotros se encuentra libre del afán de lucro.

- La patria de cada hombre es el país donde mejor vive.

- No es posible vivir con estas malditas mujeres, pero tampoco sin ellas.

- Hay que ser remero antes de llevar el timón, haber estado en la proa y observado los vientos antes de gobernar la nave.

- ¡Quieran los dioses que cada uno desempeñe el oficio que conoce! 

- El uso moderado de los placeres aumenta la satisfacción que resulta de ellos.

 

Ideas de Eurípides

20071207193752-euripides.jpg

De los tres grandes trágicos conservados de la Grecia clásica, es de Eurípides de quien mayor número de obras nos han llegado (dieciocho tragedias más un drama satírico). Natural de la isla de Salamina, se cree que nació hacia 485 ó 484 a. C, tal como indica el Marmor Parium, que es un documento epigráfico de gran interés para la datación de los autores trágicos y sus obras. Eurípides mostró desde muy joven su especial predilección por el mundo de las artes, ya que también estaba muy interesado en el mundo de la pintura. Nunca le interesó participar en el mundo de la política y, de hecho, nunca lo hizo. La mayor parte de su vida la pasó viviendo en calma en la isla de Salamina, sin frecuentar habitualmente la ciudad de Atenas. Las imágenes marinas abundan en sus escritos, probablemente debidas a la constante observación del mar a la que estaba sometido en su lugar de residencia. Se sabe también que gozaba de una estupenda biblioteca llena de libros, lo que no era nada habitual para la época.

Se ha discutido mucho, y se sigue discutiendo, sobre la postura de Eurípides con respecto a la mujer: algunos lo han considerado un misógino; otros, un feminista. Ciertamente podemos apreciar en sus tragedias fragmentos que parecen estar defendiendo a la mujer, y otros en que sin embargo la ataca. Recuerdo haberme quedado de piedra con la lectura de este trágico por las contradicciones que he podido leer en torno a la mujer, pero creo que tendría que leer más obras de Eurípides, y con mayor detenimiento, para llegar a forjarme una opinión propia con respecto a este tema. Creo que esto me podría propiciar una interesante futura entrada para este blog.

Eurípides muere en 406 en Macedonia, según algunos en Pela (la cuna de Alejandro Magno), según otros en Aretusa. No se conocen a ciencia cierta las circunstancias de su muerte, y una leyenda señala que murió despedazado por los perros del rey Arquelao.

He aquí algunos de sus pensamientos:


- El hombre superior es el que siempre es fiel a la esperanza; no perseverar es de cobardes

- En mudas circunstancias el buen amigo se manifiesta.

- Un hombre viejo no es más que una voz y una sombra

- En la bondad se encierran todos los géneros de sabiduría

- Nadie es feliz durante toda su vida

- La vida no es verdadera vida, sino sólo dolor

- La vida es lucha

- A los muertos no les importa cómo son sus funerales. Las exequias suntuosas sirven para satisfacer la vanidad de los vivos

- Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece

- Los que no tienen hijos se libran de muchos sufrimientos

- ¿Qué mayor dolor puede haber para los mortales que ver muertos a sus hijos?

- El tiempo revela todas las cosas: es un charlatán y habla hasta cuando no se le pregunta.

- Si pudiéramos ser jóvenes dos veces y dos veces viejos, corregiríamos todos nuestros errores

- Es más fácil dar consejos que sufrir con fortaleza la adversidad.

- Las ganancias mal logradas reportan pérdidas.

- Los muertos no tienen lágrimas y olvidan toda pesadumbre

- El oro y la prosperidad alejan a los mortales de la moderación y los arrastran a los excesos de un injusto poder

- Cuando hay vino, el amor perece, y perece todo cuanto es agradable al hombre.

Ideas de Sófocles

20070827221717-sofocles.gif
Sófocles es uno de los personajes más longevos de la antigüedad, pues su vida se extiende desde el 496 hasta el 406 a. C. Natural del Ática, de Colono Hípico concretamente, vive en pleno siglo V a. C, un siglo fundamental para la historia de Grecia. Vive todo el esplendor artístico de la época así como los grandes conflictos bélicos del momento, como las guerras Médicas y la Guerra del Peloponeso. Tenía gran apego y afecto a su tierra. Por ello, a diferencia de otros escritores de la Antigüedad, que viajaron por distintos rincones del mundo, Sófocles nunca salió del Ática. Participó activamente como ciudadano en la vida ateniense y tomó parte de la política del momento aceptando diversos cargos. Se nos conservan siete tragedias suyas, de las cuales las más célebres son sin duda Antígona y Edipo Rey. A continuación tenemos un conjunto de frases que dan muestra de su pensamiento:
"El saber es la parte más considerable de la felicidad".
"Muchas cosas hay misteriosas, pero nada hay tan misterioso como el hombre".
"Al hombre perverso se le conoce en un sólo día; para conocer al hombre justo hace falta más tiempo".
"Quien no haya sufrido lo que yo, que no me dé consejos".
"El que es bueno en la familia es también un buen ciudadano".

"Para quien tiene miedo, todo son ruidos".

"Noble cosa es, aun para un anciano, el aprender".

"La alegría más grande es la inesperada".

"No hay mayor mentira que la verdad mal entendida".

Y... mi favorita de Sófocles... en boca de Antígona:

"No he nacido para compartir el odio, sino el amor".

 

27/08/2007 22:17 Annula Enlace permanente. Frases célebres No hay comentarios. Comentar.

Ideas de Esquilo

20070712194758-esquilo.jpg

Esquilo es el más arcaico de los trágicos griegos que se nos han conservado. Natural de Eleusis, vivió entre los años 525 y 456 a. C. Participó en la vida militar ateniense de su época luchando contra los persas en Salamina, Platea y Maratón. Sabemos que escribió decenas de tragedias, pero por desgracia sólo se nos han transmitido siete. Componía sus tragedias en trilogías con un cuarto elemento: un drama satírico. El drama satírico constituía la descarga de tensión para el espectador después de las tragedias. En ella se hacía una burla o sátira de algún tema mitológico. Sólo se conservan dos: El Prometeo encadenado de Esquilo (de autoría dudosa) y El Cíclope de Eurípides.

Esquilo fue el responsable de introducir un segundo actor en la escena, permitiendo así que hubiera un diálogo independiente del coro, pues hasta el momento había existido diálogo entre actor y coro. Se trata sin duda de su innovación más representativa. Por esta causa es considerado el creador de la tragedia griega.

Su obra más representativa es la trilogía La Orestíada (compuesta de Agamenón, Las Coéforas y Las Euménides), la única completa conservada. Sus otras obras son las tragedias Los Persas, Los siete contra Tebas, Las suplicantes y el drama satírico (que no es muy seguro si realmente es suyo, pero a él se le atribuye tradicionalmente) Prometeo encadenado.

En su epitafio se grabó la siguiente inscripción:

Ασχύλον Εφορίωνος θηναον τόδε κεύθει
μνμα καταφθίμενον πυροφόροιο Γέλας·
λκν δ’ εδόκιμον Μαραθώνιον λσος ν εποι
κα βαρυχαιτήεις Μδος πιστάμενος.


(Anthologiae Graecae Appendix, vol. 3, Epigramma sepulcrale 17)

 

"Esta tumba esconde el polvo de Esquilo,

hijo de Euforio y orgullo de la fértil Gela

De su valor Maratón fue testigo,

y los Medos de larga cabellera, que tuvieron demasiado de él."

 

( http://es.wikipedia.org/wiki/Esquilo#Vida )

 

Este personaje nos ha dejado ideas como las que podemos leer a continuación:

 

"Pocos hombres tienen la fuerza de carácter suficiente para alegrarse del éxito de un amigo sin sentir cierta envidia"

 

"Los que no son envidiados nunca son completamente felices."

 

"La mejor salud tiene un límite: la enfermedad le anda rondando siempre".

 

"Es una gran felicidad ver a nuestros hijos alrededor de nosotros; pero de esta buena nacen las mayores amarguras del hombre".

 

"El que prescinde de un amigo es como el que prescinde de su vida".

"Al hombre perverso se le conoce en un sólo día; para conocer al hombre justo hace falta más tiempo".

"Siempre se repite la misma historia: cada individuo no piensa más que en sí mismo".

"La verdad puede más que la razón".

"En el dolor está la escuela de la vida; con él nos hacemos sabios."

"No hay un mortal de infortunio exento; nadie pasa la vida sin llevar la parte de su carga de males. Éste será hoy; aquel, será mañana."

"Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar puede el hombre escapar a la sentencia de su destino."

"La violencia acostumbra a engendrar violencia".

"Lo mejor para el sabio es no parecerlo".

"Las palabras son una medicina para el alma que sufre".

"Quien hace mal, mal recibe; esta es una de las verdades más antiguas".

 

"La mayoría de los hombres prefieren parecer que ser".

Ideas de Hesíodo

20070502144936-hesiodo.jpg

Hesíodo es uno de esos autores que resulta imprescindible para los amantes de la mitología clásica. Su Teogonía constituye parte de la bibliografía básica sobre la mitología griega. Y para quien acepte escuchar consejos o esté interesado en conocer los que daba un hombre del siglo VIII-VII a. C, Hesíodo plasmó una serie de ideas en su obra Trabajos y días. Se trata de una recopilación de consejos sobre cómo realizar el trabajo y sobre qué días resultan más propicios para hacerlo. Aquí ofrezco algunos pequeños fragmentos que he considerado de interés:

A partir de los trabajos los hombres son ricos en rebaños y en oro; y si trabajas serás mucho más grato para los inmortales y [para los mortales, pues muchos desprecian a los inactivos]. Nada reprochable es el trabajo, muy reprochable es la inactividad.

Mide con exactitud lo que tomas prestado del vecino y devuélveselo en la misma medida, e incluso más si puedes, para que si vuelves a tener necesidad, también después encuentres lo suficiente.

Muestra aprecio al que te aprecia y acércate al que se acerque a ti; da a quien te dé y no des a quien no te dé.

Es bueno coger de lo que está presente, pero malo para el ánimo tener necesidad de lo ausente.

No dejes nada para mañana ni pasado mañana, pues ni el hombre negligente ni el moroso llenan granero, pero sí engrandece la obra el celo, pues siempre el hombre holgazán que aplaza la tarea lucha con la ruina.

El hombre rico en ardides, precipitado habla de construir un carro. ¡Necio! Ni siquiera esto sabe: cien son las partes del carro que debe cuidar tener en casa antes.

El tesoro de una lengua parca es el mejor tesoro para los hombres y la mayor gracia la que le viene con mesura; si hablas mal, tú mismo podrás escuchar algo peor.

Extraído de la edición de Alianza, con traducción de Adelaida y Mª Ángeles Martín Sánchez.

Otras frases célebres de Hesíodo son las siguientes: 

Desde el instante en que el hombre comete un crimen, entra el castigo en su corazón.

La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser.

Sé prudente: lo mejor es saber escoger la ocasión.

Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia pronto llegará a ser mucho.

El amor es el arquitecto del universo.

Desdichado el que duerme en el mañana.

Ideas de Homero

20070321101534-homero2.jpg
He decidido crear un nuevo tema para el blog, uno que recopile ideas de célebres griegos, así que me ha parecido apropiado comenzar esta sección de "frases célebres" con el poeta Homero. ¿Qué ideas podemos encontrar en dicho autor? No olvidemos que están sacadas de su producción literaria y que muchas de ellas están en boca de distintos personajes. Entre otras, encontramos las siguientes:
"Entre todas las criaturas que se arrastran y respiran sobre la tierra, no hay ninguna más desdichada que el hombre".
"Todo hombre sabio ama a la esposa que ha elegido".
"No estés mucho tiempo lejos del hogar".
"La juventud tiene el genio vivo y el juicio débil".
"El sueño es el hermano gemelo de la muerte".
"La raza de los hombres es celosa; sus brasas son brasas de fuego".
"No envidies la riqueza del prójimo".
"La raza de los hombres es como la de las hojas: cuando una generación florece, otra declina".
"Los hombres se cansan antes de dormir, de amar, de cantar y de bailar antes que de hacer la guerra".
"Después de los acontecimientos hasta el necio es sabio".
"Preferiría ser esclavo del más pobre campesino que reinar sobre los muertos".
"El genio se descubre en la fortuna adversa; en la prosperidad se oculta".
"En la juventud y en la belleza la sabiduría es escasa".
"Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".
"Consuélate de soportar las injusticias; la verdadera desgracia consiste en cometerlas".
"No sabe hablar quien no sabe callar".
"No hay mejor aguijón que la necesidad".


Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris