Blogia
Filohelenismo // Φιλελληνισμός

¡El Partenón!

¡El Partenón!

El Partenón, en su estado real, con sus andamios y grúas interiores... Mientras contemplaba esta escena, gozaba de la escucha de una profesora (o guía, no lo sé) que estaba explicando (en griego) a sus alumnos del cole cómo era antes el Partenón, cómo en sus tiempos albergó en su interior una gran estatua crisoelefantina de la diosa Atenea, inmensa; que estaba construido con mármol pentélico, traído desde una localidad distante a unos 50 km. de Atenas; y los alumnos se quedaron perplejos al enterarse de que este templo, en su momento, estaba pintado con distintos colores. Enseñó un dibujo de una reconstrucción con un Partenón polícromo.

Sobre el Partenón

Más sobre el Partenón

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres