Blogia
Filohelenismo // Φιλελληνισμός

Ríos de tinta desde Antígona

Ríos de tinta desde Antígona

Y si ahora con mis acciones loca te parezco, quizá resulte loca a quien es loco. Antígona, Sófocles.

Me siento un poco como Antígona: yo soy de esas personas que van nadando contra corriente en esta vida porque lo que esta lleva no le gusta; lo único por lo que me dejo llevar es por lo que yo siento. A partir de este punto se crea mi propia corriente y fluye libre por algunas de las praderas de este ancho planeta. Es aquella que inunda los riachuelos que nadie conoce porque nadie los va a visitar, es aquella que permanece aislada en algún lugar que nadie pisa porque se ha quedado oculto entre los sueños del espeso bosque, es aquella que nadie beberá jamás. La condena del silencio hará estremecer a los cantos nocturnos de los grillos, que se tambalearán entre silenciosos y cálidos hierbajos en busca de un buen hábitat en que cobijarse. La luna será la Antígona de esta noche, dará luz cuando todo dé oscuridad, y yo querré subir con ella. Cuando vuelva a amanecer se inundarán los ríos de este mundo, pero mi hilachado riachuelo proseguirá paulatinamente su curso. Tal vez no tarde en extinguirse, aunque pienso que mientras haya esperanza, habrá agua y aire con los que respirar.

¿Quién quiere ser Antígona?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres